Disfruta el que gustes

Un puñado de frutos secos es un consumo moderado, pero en algunos casos esa ración puede variar. “Si soy una persona sedentaria, 30 gramos es suficiente; si soy una persona que ando en actividad porque me ejercito, 50 gramos está bien; si soy un gran deportista yo podría consumir hasta más de 50 gramos”.